YoPublico.cl
Por Yopublico.cl , 16 de agosto de 2022

Programa Residuos-E: Avanza piloto para identificar contaminantes peligrosos en residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE)

  Atención: esta noticia fue publicada hace más de 39 días
Compartir

Se dio la partida a la primera iniciativa en Chile para identificar y separar residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) con contaminantes orgánicos persistentes, en el marco del programa Residuos-E, que se realiza a nivel latinoamericano para fortalecer programas nacionales y mejorar la cooperación regional en el manejo ambientalmente adecuado de estos desperdicios.

El piloto es liderado por Fundación Chile en conjunto con el Ministerio del Medio Ambiente (MMA), en un trabajo que incluye a tres gestores del ámbito del reciclaje electrónico, como son Degraf, Pañiwe y Fundación Chilenter. “El piloto es una actividad clave del proyecto Residuos-E, ya que considera el trabajo directo con los gestores de RAEE con el fin de asegurarnos de que logren realizar una gestión ambientalmente racional de este tipo de residuos; trabajo que incluye charlas, capacitaciones y una enriquecedora y constante retroalimentación”, explica Cristóbal Girardi, líder de Gestión de Riesgo Ambiental del área de Sustentabilidad de Fundación Chile.

Según el ejecutivo, “a través del piloto concientizamos a los gestores respecto de la problemática sanitaria y ambiental que pueden representar los RAEE que contengan COPs (Contaminantes Orgánicos Persistentes). Es fundamental que los trabajadores de las plantas conozcan los riesgos asociados a la manipulación de este tipo de residuos y también las negativas consecuencias que pueden tener para el ser humano y los ecosistemas si estos no son gestionados correctamente”.

Girardi advierte que “hay un riesgo potencial al desechar y reciclar determinados RAEE que puedan tener piezas plásticas con COPs, ya que podrían liberarse a la atmósfera bajo condiciones específicas que se deben evitar”.

Comprometidos con la gestión segura

Las tres empresas que participan en el piloto han mostrado su compromiso para evitar los riesgos que representan los COPs en la gestión de los RAEE, participando activamente del piloto.

Gabriela Pérez, gerente general de Degraf, se refirió a la importancia de ser parte de este piloto, comentando que lo consideran "un aporte para avanzar hacia mejoras en los procesos ambientales y fortalecer dinámicas de triple impacto".

Por su parte, César Castro, director ejecutivo de Pañiwe, señala que la empresa “realiza continuamente esfuerzos para que todas las fracciones generadas en el manejo y tratamientos de RAEE sean valorizadas adecuadamente, por lo que formar parte de este programa nos da las herramientas necesarias y generan el punto de partida para la valorización efectiva del plástico a gran escala, gracias a la eliminación de los COPs".

El piloto finalizará en noviembre de 2023, fecha en que se pretende entregar una propuesta de reglamento técnico para la correcta gestión de los RAEE en Latinoamérica, donde se incluya la obligatoriedad de identificar y separar los residuos con COPs.

Al respecto, Karien Volker, subgerente de Consumo y Producción Sustentable de Fundación Chile, destaca que este programa forma parte de uno de “los grandes temas que impulsamos desde Fundación Chile, como es la Economía Circular, especialmente en contexto de cambio climático. La meta final es aportar a un Chile y a un planeta más sustentable, disminuyendo los residuos de todo tipo, no solo los RAEE. A nivel internacional, de acuerdo a las cifras del Reporte The Circularity Gap, solo un 8,6% de los materiales extraídos y utilizados anualmente vuelven a ingresar en la economía. El resto se transforma en desperdicio, lo que muestra la urgencia de reemplazar el modelo lineal", concluye.

ACERCA DEL PROYECTO RESIDUOS-E

Denominado “Fortalecimiento de Iniciativas Nacionales y Mejoramiento de la Cooperación Regional para el Manejo Ambientalmente Racional de los COP en Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos en países de América Latina”, el Proyecto Residuos-E es impulsado por el Ministerio del Medio Ambiente, Fundación Chile y ONUDI (Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial).

Trece países de Latinoamérica integran el proyecto: Perú, Uruguay, Bolivia, Ecuador, Argentina, Nicaragua, Panamá, Costa Rica, Venezuela, Guatemala, El Salvador, Honduras, además de Chile, siendo nuestro país el tercero que más RAEE genera per cápita, con 11,6 kilos de chatarra al año por habitante.

Grupo DiarioSur, una plataforma informativa de Global Channel SPA

Powered by Global Channel