YoPublico.cl
Por Yopublico.cl , 24 de abril de 2022

¿Qué juegos famosos pueden contribuir al desarrollo de los niños y jóvenes?

  Atención: esta noticia fue publicada hace más de un año
Compartir

La vida infantil tiene miles de dimensiones pero sin dudas la más importante es el aprendizaje a través de los juegos. Que los niños adquieran conocimiento siempre depende del tipo de actividad que hagan, más aun si esta es dinámica o no.

En este sentido, hoy vamos a hablar sobre la relación entre el aprendizaje y desarrollo en la niñez y adolescencia, y dos de los juegos más elegidos por niños y niñas, y algunos no tan niños, alrededor del mundo. 

Fortnite

Seguro que, aunque algunos no sepan exactamente de qué se trata, todos han oído alguna vez las palabras videojuego Fortnite, o Juguetes de Fortnite. Para poner en contexto a los que no sepan, Fortnite es un videojuego, hoy en día franquicia, que en sus inicios fue lanzado en el año 2017 por la empresa Epic Games. 

A pesar de tener distintas ediciones o versiones de Fortine juguetes, la más exitosa ha sido la llamada “Battle Royale”, que consiste en una pelea por la supervivencia, es decir, de vida o muerte entre 100 participantes. Fortnite modo videojuego, a diferencia de juguetes Fornite, es gratis, y fue lanzado para Xbox, Play Station, y las plataformas Mac y Windows. 

Hoy en día, y a medida que fue creciendo el éxito y el impacto en la juventud, y no tanto, podemos encontrar en todos lados no sólo las ediciones de videojuegos sino también los juguetes de fortnite chile, por ejemplo, que son súper cotizados por jóvenes y adultos, niños y niñas, especialmente en Latinoamérica en estos últimos años. 

Paw Patrol

Este juego es para niños y niñas de pequeñas edades, y también tiene mucho que aportar a la formación y desarrollo de sus infancias. Podemos ver Paw Patrol juguetes, películas, la serie, publicidades, juegos de mesa y así. Para comenzar, Paw Patrol: patrulla de cachorros es una serie animada que fue estrenada en Latinoamérica en el año 2013, y fue creada por el canadiense Keith Chapman. 

Es una serie animada de aventuras, donde hay distintos perros que son: Rubble, Marshall, Chase, Rocky, Zuma y Skye, que constituyen, junto al humano Ryder, los protagonistas. Los personajes son muy diferentes entre sí, y todos aportan alguna habilidad o destreza en especial al grupo, y así se hacen más fuertes como equipo. Es principalmente el mensaje que la serie quiere transmitir, los valores éticos y morales, el trabajo en equipo, la cooperación. 

Hoy en día hay miles de productos de esta gran franquicia, en especial los muñecos Paw Patrol, que pueden venir en forma de figuras de acción de plástico o bien de unos adorables muñecos peluches, que son por lejos los más queridos por los pequeños, debido a que además de ser muy lindos estéticamente, suelen utilizarlos como juguete de apego por su material suave y sin pelusas.  

Estos juegos, según la opinión de psicólogos incluso, presentan ventajas por sobre otros, ya que son juegos que plantean dificultades, distintos personajes, situaciones a resolver en equipo, diversos jugadores, diferentes formas de actuar de cada uno, y la convivencia de esas diferencias. Esto plantea la necesidad de generar estrategias, planificar acciones en conjunto.

Por lo que, participar en este tipo de juegos desde pequeños, puede ayudar a los niños y niñas a desarrollar estas capacidades, y además a trasladarlas a su día a día. Otra habilidad que pueden entrenar en esos juegos es la capacidad de concentración, ya que por algunos momentos se pueden alargar ciertas situaciones, especialmente en Fortnite, y ellos deben ser pacientes y aguardar, sin perder el foco del objetivo. 

A medida que transcurren los juegos, ellos tendrán que tomar decisiones, algunas de forma individual, y otras de manera conjunta. Y, a medida que estas circunstancias van cambiando, también deben ser capaces de rectificar o modificar esas decisiones medida que avanza el juego. 

Además, al jugarse en equipo, desarrollan las habilidades de cooperación, colaboración, coordinación e incluso la solidaridad. 

Es una de las fuentes más valiosas de aprendizaje. Al jugar, además, los niños y niñas exteriorizan sus miedos y pueden expresarlos, utilizando los personajes de los juegos, esto se replica si sienten éxito o felicidad, la base de su propia confianza. Elaboran defensas ante la frustración, aprenden pautas sociales, como las reglas de los juegos. 

Para jugar hace falta tiempo, para soñar y para imaginar, espacios acondicionados para juego, en las casas, en las escuelas, etc. Espacios libres y seguros. Se necesitan compañeros, familia, papá, mamá, abuelos, así como también de amigos, pares de la misma edad. 

Cuando se pregunta a los niños y niñas, en qué momento dejaron de disfrutar de aprender, van a responder que es cuando dejaron de jugar en el jardín o en la Escuela. Y es que el juego es una forma divertida de aprender. El colegio debería seguir siendo un lugar de juego y de conexión con el otro, con sus compañeros y con sus maestros. 

Los niños necesitan hacer las cosas una y otra vez en orden de aprenderlas, es decir, aprenden por adaptación. Y los juegos, justamente, satisfacen las necesidades básicas de ejercicio físico, la imaginación facilita el posicionamiento moral ante distintas situaciones. Es como un ensayo para la vida de adultos. Se van adaptando a las situaciones que se les plantean hasta finalmente dominarlas.  

Por todo esto es fundamental que, aunque los niños vayan creciendo, se siga generando para ellos el espacio de juego. Si es diario, mucho mejor. No debemos caer en pensar que si están creciendo ya no pueden jugar. 

De hecho, y muy al contrario de los que muchos podrían pensar, últimamente hasta en la formación de adultos, sobre todo en las grandes compañías, están retornando a los métodos lúdicos para incorporar los contenidos, ya que reconocen su eficacia como método de aprendizaje.

Grupo DiarioSur, una plataforma informativa de Global Channel SPA

Powered by Global Channel