Actualidad
Autor: Fred Rolf Chico Fernández, 12.566.305-2 , 21 de septiembre de 2013

Lector opina: "No era necesario sabotear el desfile"

Compartir

CARTA AL DIRECTOR

Señor director:

Ha terminado una semana de fiestas patrias y comenzará la tradicional semana de la cultura, por lo que me parece pertinente comentar algunas situaciones ocurridas la semana anterior.

Durante el mes de agosto y primera semana de septiembre, los laguinos vivimos como esta administración municipal se refirió a instituciones culturales con adjetivos tan fuertes como “saboteadores de desfiles”. La versión municipal llamó a padres y apoderados a no enviar a sus hijos al desfile para ser resguardados de agentes culturales que realizarían manifestaciones en contra del alcalde. Un grupo de artistas serían protagonistas de una insurrección popular, con consecuencias tan terribles para nuestros niños que más valía dejarlos en casa. Se realizaría entonces un desfile sólo de instituciones.

Asumió el municipio la coordinación del desfile, con estrategias como enviar a un concejal de la comuna a convencer a escuelas particulares para desfilar, con una invitación del alcalde una semana antes del 18 de septiembre.

La directora de desarrollo Comunitario (cuyo cargo es para potenciar TODAS las organizaciones comunales) salió al paso de las manifestaciones del tesorero del Conjunto Folklórico Magisterio, con declaraciones tan desafortunadas que terminó enredándose en una sórdida discusión con su entrevistadora por radio ante toda la ciudadanía, dejando claro que los rumores que llegan a su oficina son suficientes para confrontar en público al representante de una de las agrupaciones más prestigiosa de la comuna.   

Llegó el día del desfile. El párroco Misael Reyes inició el Te Deum dando a conocer ante la comunidad que habiendo solicitado el protocolo con una semana de anticipación a la Municipalidad, se encontraba en ese momento en una incómoda situación, sin saber el cargo y nombres de las autoridades presentes.

Por primera vez, y después de muchos años en nuestra comuna, el Conjunto Folklórico NO fue invitado al esquinazo por lo que el club de huasos de Chanco tuvo que conformarse con bailar cuecas envasadas.

El desfile no se realizó en la plaza inaugurada por el alcalde anterior, aunque iniciativa del actual, generando una sensación de que la actividad no era de importancia.

Muy pocas instituciones desfilaron, ninguna deportiva, ninguna institución de beneficencia, excepto bomberos; ni discapacitados, y tampoco establecimientos educacionales particulares de enseñanza básica.

Se escuchaban fuertes rumores que el encargado de seguridad ciudadana de la Municipalidad habría tenido muy poco sentido común para conversar con los fonderos locales, los cuales se quejaban de su prepotencia.

Un reconocidísimo locutor deportivo comenta en su facebook “sólo 12 atletas participaron en la corrida de fiestas patrias” organizada por el municipio.   

Las respuestas recibidas ante tanto desorden y desorganización por profesionales municipales es “nosotros sólo seguimos órdenes” como si estar más de 5 años en la Universidad te prepara para ser un funcionario sin opinión ni postura frente a lo que se les ordena.

Nunca antes en la historia comunal, el puente que conecta al centro había celebrado un dieciocho sin ser pintado. Horas antes del festivo, apurado le colgaron un par de banderas.

En cambio, el Encuentro folklórico organizado, por el Conjunto Folklórico Magisterio (noticia regional) se realizó con lleno completo de los ciudadanos, no así de  autoridades.

Las tradicionales “cuecas premiadas”, organizadas por el Conjunto Folklórico Magisterio y del cual algunas voces señalaban que sería tribuna para hablar del conflicto, se realizó con un lleno absoluto; con la sola presencia del presidente de la comisión de cultura y educación del Concejo Municipal y un activo encargado de la Unidad de Cultura, y como lo saben los ciudadanos que asistieron, no se hizo ninguna alusión al conflicto de la sede.

En conclusión, No hubo manifestaciones, ni consignas, ni desórdenes, ni hombres de negro y mucho menos bombas. No era necesario sabotear el desfile. La descoordinación, el mal manejo de los encargados con las organizaciones, la ineptitud y el inventar rumores fueron suficientes para consolidar el más triste de los desfiles en años. Por otro lado, el trabajo serio, separando los conflictos y haciendo eco del respeto por la tradición, dieron broche de oro al encuentro folklórico y a las cuecas premiadas. Entonces me pregunto: ¿Quiénes no están haciendo bien su trabajo?

 

 

Fred Rolf chico Fernández

Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?

COMENTA AQUÍ

Grupo DiarioSur, una plafaforma informativa de Global Channel SPA, Av. España, Pasaje Sevilla, Lote Nº 13 - Las Animas - Valdivia - Chile

Powered by Global Channel