Emprendimientos y negocios
Autor: DiarioLagoRanco , 12 de febrero de 2021

“Turismo Rural Oti” se reinventó para los turistas que visitan Illahuapi

Atención: esta noticia fue publicada hace más de 14 días
Turismo Rural Oti habilitó nuevas dependencias para que sus clientes pasen unas vacaciones llenas de paz y tranquilidad a orillas del lago Ranco (Fotos de Sofía).
Compartir

Otilia Leiva es una reconocida emprendedora ranquina que, ante el inconveniente de la pandemia, adoptó medidas de seguridad para seguir recibiendo a visitantes de todo Chile en el lago Ranco.

La península de Illahuapi o “casi isla” en mapudungun, en plena cuenca del lago Ranco, es el escenario idílico del emprendimiento de la familia de Teolinda Otilia Leiva Mora, emprendedora ranquina que ha aportado por años al turismo de la comuna de Lago Ranco con “Turismo Rural Oti”. Este hospedaje familiar está ubicado a las orillas de una hermosa playa y a los pies de un cerro amigable para los amantes del trekking y con una vista espectacular de las islas del lago. Sin duda es el lugar ideal para aquellos que buscan tranquilidad y paz.

Pero para Otilia Leiva su aporte no es sólo el entorno maravilloso del Ranco, sino que también su oferta gastronómica y su hospitalidad sureña para aquellas familias que gustan de la tranquilidad al aire libre. Oti ya es famosa por la elaboración de mermeladas de rosa mosqueta, durazno, membrillo, mora, alcayota nuez, alcayota naranja, frutilla, murta, frambuesa y guinda, productos formalmente etiquetados por ellos mismos.

Este hospedaje de la península de Illahuapi lo trabaja Otilia Leiva junto a su esposo y dos hijos y en compañía de su madre. Posee espacio de 5 habitaciones con capacidad para 9 personas, además de una cabaña apartada del hospedaje con espacio para 4 personas. Esta familia lleva alrededor de 15 años fomentando la gastronomía tradicional y por años se ha ganado el apoyo de INDAP en sus programas de turismo rural, lo que acredita la dedicación de “Oti” -como la llaman cariñosamente- con sus clientes.

TURISMO EN PANDEMIA

Recepción en el segundo piso, con medidas sanitarias

Tal como ha ocurrido con muchos emprendedores de Lago Ranco la pandemia del Covid-19 ha sido una dificultad real. Otilia Leiva admite que la baja de clientes ha sido importante y añade que “sin pandemia podríamos estar llenos, el comedor repleto a la hora de almuerzo, pero no, tenemos sólo algunos huéspedes. Más ahora que estamos en cuarentena de fin de semana, sólo podemos ofrecer el servicio de comida para llevar, sin embargo, tenemos algunos clientes frecuentes que siguen eligiendo este lugar para pasar sus vacaciones”.

El hospedaje también debió adaptarse, pues implementaron una terraza que permite separar a los huéspedes y se inició un servicio de delivery a domicilio y retiro de comida para llevar, esfuerzos nuevos para salir adelante con su emprendimiento. “Antes no teníamos el ingreso por la parte posterior, ahora decidimos implementar que la recepción sea en el segundo piso para los hospedajes y de esta manera descongestionar la entrada y no juntar a la gente porque es peligroso por el virus. Hemos tenido que invertir en cosas nuevas para la seguridad de nuestros huéspedes”, explica la dueña.

La mayoría de los visitantes que Otilia Leiva recibe en Illahuapi son turistas de Santiago, Concepción, Chillán y también desde Valdivia y otras zonas del sur.

PROTECTORES DEL MEDIO AMBIENTE

Basureros para reciclaje en Turismo Rural Oti

La familia de Otilia Leiva tiene claro que viven en un paraíso del sur, pero por lo mismo se dedican a cuidar su entorno y separan sus residuos en basureros de reciclaje, que gestionan llevándolos de manera particular a un punto limpio en Riñinahue y de la misma manera solicitan a sus clientes que separen sus residuos.

A la vista del hospedaje los visitantes pueden apreciar el huerto de la familia donde básicamente cultivan hortalizas y un poco de frambuesas y otros frutos de manera orgánica, para la preparación que luego llevan a la mesa de sus clientes en sus exquisitos platos. Ese es el secreto de las deliciosas mermeladas de Otilia que sólo pueden ser adquiridas en este lugar.

Otilia haciendo pan amasado

Patricio, uno de los clientes de “Turismo Rural Oti” dijo que esta es la cuarta vez que visita el lugar porque “me encanta la paz y tranquilidad que hay en este lugar”. Para este santiaguino el trato que recibe es el mismo como cuando llega a la casa de una familia sureña que regalonea a sus visitantes y vaya que sí los regalonean: “la comida es muy rica, de calidad gastronómica, es muy abundante en todo lo que es costumbre. Sus favoritos son el pan amasado y ají a la piedra. Variada gastronomía, trato familiar y cercana atención, prácticamente personalizada”, expresó Patricio.

Aún queda verano para los que deseen visitar este pedacito de paraíso ranquino y los interesados pueden contactarse con “Turismo Rural Oti” en sus redes sociales de Instagram y Facebook, escribiendo al correo electrónico otilialeiva@gmail.com o llamando al teléfono +56 990835124. No se arrepentirán.

Vista desde uno de los dormitorios del hospedaje

 

Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?

COMENTA AQUÍ

Grupo DiarioSur, una plafaforma informativa de Global Channel SPA

Powered by Global Channel